¿Conoces el concepto Slow Fashion?

Este concepto anglosajón es un término que cada vez se escucha más en nuestro país pero, ¿sabes que significa slow fashion?

De manera sencilla podemos decir que este término se podría traducir como moda sostenible, moda ecológica o, si vamos más allá, como moda ética. Es un concepto contrario a la cultura del “ya”, donde todo se necesita para un período de tiempo corto, el período donde la mayoría de nosotros anteponemos la rapidez y la cantidad a la calidad.

¿Alguna vez has ido a una modista o un sastre con tu madre a que te arreglaran un traje, pantalones o un vestido heredado?

Las cosas de antes estaban hechas para durar. Si se rompían, las cosías. Si engordabas, le sacabas. Si lo heredaba tu hermana/o, se le cogían los bajos hasta que creciese. ¿Te suena?

En este momento si algo se rompe, lo tiras. Si ya no te gusta, lo tiras. Si ha pasado de moda, lo tiras. Y muchas veces ni siquiera le has quitado la etiqueta.

La moda que conocemos hoy en día se vende en grandes almacenes a precio de saldo, donde miles de prendas salen de países menos desarrollados por las que se han pagado menos de 2 céntimos. En ocasiones hay que hacer un poco de parón y preguntarse el coste real de dichas prendas, ¿que coste, tanto humano como medio ambiental, estoy realmente pagando por esa camiseta?

¿Qué es el movimiento Slow Fashion y por qué creemos en él?

El día que decidimos crear Tambalea nos planteamos muchas cuestiones sobre la necesidad de crear y realizar un consumo diferente. Un consumo donde los recursos no se degraden y las condiciones de bienestar de los trabajadores sea prioritaria en la realización del producto, estamos hablando por supuesto, en la necesidad de crear y consumir moda sostenible en España.

El término Slow Fashion se define así según la wikipedia:

El movimiento Slow Fashion es una representación unificada de todos los movimientos de moda sostenible, eco, verde, y ético. Promueve la educación acerca de la conexión e impacto de la industria de la ropa en el ambiente y el agotamiento de los recursos, busca desacelerar la cadena de suministros para reducir el número de tendencias y temporadas, promover la producción de calidad y devolver un mayor valor a las prendas que remueva la imagen de desechable que tiene la moda.

Como puedes unirte al movimiento Slow Fashion

Como el propio nombre indica el slow fashion es un movimiento de moda lenta. Donde no importa tanto la cantidad sino la calidad.

Si trasladamos este concepto a la comida (conocido como Slow Food) sería la diferencia entre ir al McDonald o comer en un restaurante de barrio donde todos los platos son caseros.

¿Se entiende el concepto? El slow movement se trata de consumir mejor, aunque eso signifique consumir menos o menos rápido.

Hablando de moda estos son los pasos que puedes seguir para unirte al movimiento Slow Fashion:

  • Compra menos ropa y recicla más lo que tienes: No tires algo “sólo” porque esté roto. Intenta darle una segunda vida a un tejido creando cosas nuevas a partir de él o bien cose y arregla la prenda rota para volver a utilizarla.
  • Compra ropa ecológica y sostenible: Hay muchas marcas ecológicas que venden moda sostenible online, como es el caso de Tambalea.
  • Reutiliza: En este caso incluso comprando en tiendas de segunda mano minimizas el coste medioambiental que tiene realizar una camiseta, si quieres más información sobre el impacto en el medioambiente te aconsejo ver el post de camisetas ecológicas versus tradicionales.
  • Compra artesanía y productos hechos a mano: Apoya al pequeño productor, al artesano y/o a la tienda de barrio que opta por productos locales y realiza su labor en pequeña escala.

Ahora que sabes que es Slow Fashion, ¿te unes al movimiento de la ropa ecológica surfera de Tambalea?

Foto de portada de Kris Atomic

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *