Cómo la educación puede salvar el Medio Ambiente

¿Crees en el karma? Quizás no sea algo que pienses con regularidad, pero la niña protagonista de este vídeo lo tiene claro. Si echas plástico al mar, terminas comiendo plástico, eso es el karma ¿no?

Todos deberíamos ser más como estos niños. Amantes del océano y preocupados por la basura que se encuentran en el camino.

O bien como sus padres, que ya desde pequeños les están enseñando a respetar y cuidar su casa, su hogar, aquello que más quieren y que más les hace disfrutar: El mar.

Ya explicamos como el surf contamina los mares más de lo que pensamos y qué podemos hacer para solucionarlo. La contaminación marina es un problema que nos concierne a todos, surfers o no, y la concienciación es el primer paso para combatirla.

Los creadores de Seabin, el primer cubo que limpia la basura del mar, lo tienen claro, recoger la basura de los mares ayudará, pero no es la solución definitiva. Para poder combatir la contaminación de nuestros mares, así como del planeta en general, hace falta educación. Es por ello que han puesto en marcha un sistema de embajadores llamado “Global Ambassador Program”, en el cual involucran a los niños de las marinas y puertos que ya utilizan el SeaBin.

Una muestra de este proyecto es un documental donde estos dos niños nos recuerdan la importancia de amar el mar por encima de todas las cosas , y de la necesidad que tenemos todos de aportar nuestro grano de arena a la hora de terminar con la polución marina.

5 cosas que podemos aprender de estos niños

  1. Cada vez que vayas a la playa recoge 3 piezas de plástico o basura que encuentres, como anima la Ong surfera Coge 3. Esta medida no solo evita que la basura se acumule en nuestras playas, sino que también predicas con el ejemplo. Como dice Guada en el vídeo: Si encuentras basura en la playa no le des de lado, recógela.
  2. Difundir iniciativas como #paseoDELplastico que buscan concienciar de la importancia de cuidar nuestro medio ambiente, proponiendo una actividad familiar muy sencilla y saludable a la vez que educativa. Nos proponen que le dediquemos 10 minutos de nuestra visita a la playa a recoger plásticos. Es poco tiempo pero lo importante es que entre todos aportemos nuestro ‪#‎granitoDEarena.
  3. No consumir tanto plástico o tantos productos contaminantes. Rellena la botella de agua en casa, o cuando vayas a comprar, sea lo sea, piensa antes si lo necesitas o si hay una opción más ecológica disponible, como pueden ser las camisetas ecológicas de Tambalea
  4. No tirar basura. Este punto puede ser obvio, pero muchos lo pasan por alto dejando restos y desechos en la playa a su paso.
  5. Los peces se alimentan de todo lo que encuentran en el océano y desgraciadamente cada vez hay más gasolina, petróleo o plásticos que ingieren los peces. Nosotros pescamos esos peces por lo que terminamos comiendo basura … esto es el karma!

¿Te ha gustado este post? Ayúdanos a difundirlo 🙂

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.