Kamikatsu y su objetivo de reciclar todos sus desechos

¿Te imaginas poder reciclar el 100% de los residuos que generas? Esa es la meta que se han fijado para 2020 los habitantes de Kamikatsu, un pueblo japonés perdido entre las montañas de la isla de Shikoku. Por el momento han conseguido llegar al 90%. ¿Que cómo lo hacen? Cada familia es responsable de la gestión de sus residuos. La buena noticia es que tres pueblos cercanos han copiado la iniciativa que Kamikatsu puso en marcha en 2002.

En 2001, un incinerador de basura, que se había instalado en 1998, no cumplió con los niveles de control de dioxinas y fue entonces cuando el que era el alcalde en aquel momento decidió cerrar el incinerador e impulsar el proyecto Cero Residuos, renunciando a subvenciones estatales para levantar dos nuevas plantas incineradoras. Se observó que mediante la fórmula de la incineración se estimulaba el aumento de la producción de residuos, en vez de contribuir a su reducción.

Estación de recogida de residuos|Vía Ecoinventos

Estación de recogida de residuos|Vía Ecoinventos

Por ser una zona montañosa con las casas dispersas, el sistema de recolección tradicional de basura no era viable. Por eso, se optó por que cada familia gestionara los residuos en sus propias casas y los llevara a una estación de recogida, la Academia Cero Residuos, donde se dividirían en 34 categorías diferentes. En Kamikatsu no existen los camiones de basura ni los contenedores. Para ayudar a aquellas personas que no dispongan de coche, los voluntarios de Recycle Kamikatsu se encargan de retirar la basura a domicilio.

Cada casa cuenta con un aparato subvencionado por el Estado, que permite reciclar la basura orgánica y convertirla en abono, posteriormente reutilizado para las numerosas huertas del pueblo. Para que todo esto sea posible es importante enseñar a los 2.000 habitantes de Kamikatsu cómo deben reciclar, cómo separar las etiquetas de los envases o cómo vaciar el líquido contaminante del motor de un coche, nociones que aprenden en la Academia. Además, se les incentiva con billetes de lotería y bonos de compra de alimentos. De esta manera, Kamikatsu consiguió reducir la basura eliminada por combustión en un 50% en cuatro años y aumentar el porcentaje de desechos reciclados hasta el 90%.

Fuentes: elpais.com, elblogverde.com, ecoinventos.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *