Guia para hacer surf en Invierno

Los siguientes consejos que os ofrecemos desde Tambalea Clothing no mejorarán vuestro surfing, técnicamente hablando, ni os descubrirán spots guarecidos desde las marejadas. No somos tan sabios. Sin embargo, los años de agua fría, viento y aguaceros entre las olas nos sirven para daros algunos consejos rústicos, cotidianos, sobre cómo hacer más amena vuestra sesión de surf en invierno. ¿Por qué creéis que nuestras sudaderas son tan calentitas?

 

Procúrate unos buenos escarpines

Elemento necesario, los últimos los compre en toxicworld, y van genial. En invierno lo único que permanece fuera de nuestro sagrado traje de neopreno son la cabeza, los pies y las manos. Lo de ponerse o gorro, o no, es una cuestión demasiado personal. Y los guantes no son realmente populares, a no ser que los termómetros marquen bajo cero. En cambio, unos buenos escarpines te mantendrán los pies calentitos, sin ocasionarte demasiada molestia. Asegúrate de que te quedan ajustados, de que la suela es firme, y con una buena dosis de parafina, vas a surfear más cómodo que con témpanos en vez de pies.

Evita los baños inciertos

*Salta al siguiente paso si eres competidor* Todos sabemos que en invierno la temperatura del agua no es la misma que en verano. Por esta lógica aplastante, una baño en cada una de las estaciones, tampoco. Mientras que una sesión de medio metro, malo de viento, en agosto es soportable, e incluso se agradece si hace calor, en invierno puede resultar una auténtica tortura. Una hora sin pillar una, pasando frío, y comiendo serie si, y serie también. Quizás mejor reservarse, por el bien de nuestra salud, para días mejores. Que en invierno, además, hay de sobra. Nuestro cuerpo y oídos, evitándose un resfriado, nos lo agradecerá.

Sé lo más previsor posible

Por si no lo he dicho veces a lo largo del artículo, repito: en invierno hace un frío que….

Asegúrate de que, cuando salgas del agua, tengas a mano suficiente ropa de abrigo, unos calcetines bien gruesos, una sudadera calentita, y ya puestos a pedir, una buena calefacción en el coche. Y no es que los surfistas seamos gente delicada, que creo que no, pero a nadie le gusta la sensación de salir del agua con los dedos ateridos, y tener la ducha caliente más cercana a media hora larga.

Surfea todo lo que puedas

Ahora que nos hemos asegurado de que has entendido el concepto, es hora de disfrutar. El surf en invierno, sus olas invernales, su fuerza, y la consistencia de las marejadas, es algo que sólo se da una vez al año. Rompen spots dormidos durante la mayor parte del año, y que sólo responden ante los grandes swells, calas secretas con lastras ordenadas, espigones… Surfear en invierno, además, mejora mucho tu surfing, al tener que adaptarte a condiciones más difíciles. Teniendo en cuenta los anteriores consejos, llegarás al verano con una salud aceptable, y quizás, un par de nuevas maniobras en tu haber.

¡Feliz invierno!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *